Éste es el proyecto que 4to año C del colegio Presbitero José Bonoris está realizando actualmente, dirigido y asesorado por la profesora Nadya Heredia, una nueva experiencia mediante el modelado de la Arcilla y por consecuente, la elaboración de esculturas, con el tema "Cabeza humana" (figurativa o abstracta), estimulando la natural capacidad creativa, de manera que, la creatividad inherente del ser humano se active, creando obras de arte.




martes, 12 de octubre de 2010

En la escultura contemporánea o escultura del siglo XX podemos señalar dos grandes tendencias:

  1. La conservadora, que defiende la integridad del mundo visible, dentro de una actitud humanística.
  2. La innovadora, entregada febrilmente a la apertura de nuevos horizontes.
En esta última tendencia, a su vez, pueden reconocerse dos direcciones:
  1. La del expresionismo, que centrado el problema en el contenido espiritual del hombre, lo exaspera, desinteresándose de las consecuencias formales.
  2. La del abstraccionismo, que por el contrario, se desentiende de todo problema espiritual y juega únicamente con el mundo de las formas. En la abstracción el cubismo mantendrá una organización plástica geométrica referida al hombre y al mundo. La escultura orgánica constituye otra variante de la abstracción no figurativa, que ha creado un mundo totalmente deshumanizado en el contenido y en la forma, pero que ha explorado beneficiosamente territorios paralelos a los de la ciencia moderna.


Entre las esculturas contemporáneas más importantes se encuentran:

La mano, de Fernando Botero.

Busto de Ivan Soshenko, por Shmatko.
Caballo, de Fernando Botero.
   
Homenaje al Caserío Vasco, de Oteiza.
El Rapto de Europa, de Botero.

Escultura de Unamuno, de Pablo Serrano.


Escultura del Elefante vestido con Puntillas, de Dalí

Homenaje al caserío vasco, de Oteiza.

La Santísima Virgen Sviatohorska, de Shmatko.


Mujer con espejo, de Botero.

Mujer, de Picasso.

Pájaro, de Botero.

Unidades/yunta de Pablo Serrano.

Venida de la virgen, de Pablo Serrano.